DE LAS REDES SOCIALES Y SUS CONSECUENCIAS

Ante la inesperada y súbita muerte del ex adiestrador de Marineland y ante el hecho de que se tenga que dirimir el caso en los juzgados, la Fundación Natura Parc quiere manifestar que considera que esta persona ha sido acusada, juzgada y sentenciada en las redes sociales. Desde nuestra entidad esperamos que los promotores de dicho escarnio público lo lleven siempre en su conciencia. D.E.P.

Creemos que este es un ejemplo de cómo el uso actual de las redes sociales puede llegar a provocar consecuencias de extrema gravedad. Pero recordemos que toda acción tiene una reacción y todos debemos ser consecuentes de nuestros actos.

Ante un suceso de este calibre nos cuestionamos…¿Realmente las redes sociales nos aportan algo positivo?

Lamentablemente, el uso de las redes sociales está tan extendido que está contribuyendo en la pérdida generalizada de los grandes valores que han cimentado la sociedad actual. ¿Habéis analizado alguna vez, de manera objetiva, muchos de los contenidos y comentarios que se vierten en las redes sociales? En una gran mayoría de casos se observa una falta total de educación hacia el prójimo, multitud de ataques al honor de las personas e imposición de ideas sin ofrecer margen para el debate, sin olvidar las continuas patadas que se dan al diccionario (parece ser que esto último tampoco le importa a nadie).

Aunque en las redes sociales todavía circulan iniciativas que promueven la solidaridad, la colaboración y el acercamiento de las personas de manera positiva, el uso descontrolado de éstas, en masa y sin contrastar antes los hechos puede llegar a ser muy destructivo. Por regla general, se calcula que el 60 por ciento de los contenidos que se vierten en estas redes lo ocupan tonterías y chorradas insustanciales; el 10 por ciento son asuntos positivos y el 30 por ciento restante lo ocupan comentarios que pretenden destruir a personas o entidades (sin olvidarnos de la economía sumergida que también se promueve desde estos portales).

Por desgracia, en la actualidad se dice que quien no está en las redes sociales no es nadie. ¿Pero quién quiere ser alguien en las redes sociales?, nos pavoneamos de tener 50, 100, 1.000 amigos en las redes sociales, pero ¿realmente podemos llamarles amigos? En nuestra infancia aprendimos que los verdaderos amigos se podían contar con los dedos de una mano y seguimos creyendo lo mismo. Los llamados “amigos” de las redes sociales… ¿son realmente amigos? ¿O simplemente alimentamos este concepto para cubrir nuestro ego con cierta notoriedad y por pura conveniencia (ya que no sabemos si ese contacto nos podrá ayudar algún día)?.

No olvidemos que estos portales no son más que un reflejo de la sociedad en la que vivimos. Desde ellos cualquier persona puede dar rienda suelta a su afán de protagonismo y alimentar el narcisismo innato del ser humano, eso sin olvidar la práctica del poder de imposición de las ideas (empujando a muchos a actuar como pequeños dictadores que quieren ofrece un lugar en el cual, teóricamente, se disfruta de grandes dosis de anonimato.

Tenemos la sociedad que nos merecemos. Mientras que los programas de mayor audiencia en la televisión sean los “reality show” y los programas de cotilleo, unidos a las competiciones del “deporte rey”, no creemos que esto cambie. Como en tiempos de los romanos, nos alimentamos (o alimentan) con pan y circo.

Por todo ello, nos gustaría animar a todas las personas y colectivos que siempre vienen promoviendo campañas “anti” o “libre de”, a que se animen también a promover a Mallorca o las Islas Baleares como tierra libre de redes sociales. ¿Os imagináis? ¿Imagináis toda la energía que dedicamos a las redes sociales dirigida o enfocada a cosas que realmente valen la pena? A no autocompadecernos, a ser realmente productivos para nuestro bienestar, a ayudar a mantener las estructuras de la sociedad de manera constructiva,… Lamentablemente es una utopía.

Todo el equipo humano que integramos la Fundación Natura Parc, el Zoológico Natura Parc, el CEPAD y el COFIB, enviamos a la familia y amigos del Sr. José Luis Barbero nuestras más sinceras condolencias. El poco tiempo que coincidimos con él, y en especial durante el salvamento de 12 delfines que estuvieron varados en el Puerto de Alcúdia en 2014, fue realmente gratificante para nosotros, y en él José Luis nos demostró lo gran profesional y mejor persona que era.

delfin puesta sol -

 

Anuncios

La entrada de animales en el CEPAD

El día a día en un Centro de Protección de Animales Domésticos de cualquier tipo, ya sea perrera, protectora, refugio… (ya que aunque no se definan igual sí es lo más importante la gestión que realiza en dichas instalaciones), está a años luz de lo que aún demasiada gente pueda imaginar.

Multitud -por no decir la gran mayoría- de animales que entran en muchos de dichos centros han sido abandonados por sus propietarios o se han fugado de sus casas y, en muchos casos, llevan varios días intentando sobrevivir… solos, asustados, desorientados, buscando refugio y a menudo tras varios días o semanas de pasar hambre y sed…

En medio de esta cruda realidad entra en escena la labor que realizan  los centros dedicados a rescatar y a albergar a dichos animales hasta que puedan ser acogidos o adoptados (ya sea directamente o por asociaciones o particulares dedicados a encontrarles hogar), aportándoles un refugio donde poder recuperarse en la medida de lo posible, alimentándolos, intentando socializarlos con otros animales y atendiéndolos por los profesionales que trabajan por y para ellos.

Con ello sólo pretendemos hacer hincapié en el estado en el que son rescatados o dejados muchos animales abandonados y/o vagabundos en nuestras instalaciones, ya que éste dista mucho de la imagen idílica que aún demasiado a menudo se puede tener de un animal de compañía que disfruta del calor de un hogar y donde recibe el trato y cariño que le ofrece su familia, en el caso de tratarse de propietarios serios y responsables.

Podríamos contaros cientos de casos de animales que entran en mal estado en nuestras instalaciones: Muchos de ellos tras haber sido abandonados a su suerte en fincas o caminos, otros atropellados por vehículos, muchos de ellos maltratados física y psíquicamente, otros tantos procedentes de hogares en los que no los han podido o pueden mantener en óptimas condiciones, o traídos de casas en las que residen personas afectadas por los síndromes de Diógenes o Arca de Noé…Y para qué contaros a muchos de los que llegan enfermos en lamentables condiciones ni de la infinidad de camadas con crías abandonadas en cajas de cartón a su suerte…!

Con el fin de compartir con vosotros algunos de esos cientos de casos a los que nos referimos, en los que detrás se halla a menudo la miseria, la irresponsabilidad o la dejadez humana, desde el CEPAD hemos decidido mostraros varios ejemplos del estado en el que muchos animales entran a nuestras instalaciones (Todos son casos registrados en 2014).

Os advertimos que las fotografías que mostramos a continuación pueden dañar la sensibilidad de algunas personas, pese a que la realidad, como muchos de vosotros sabéis ya es así de cruda.

Gato con tubo de desagüe incrustado en el cuello. Adoptado.

Gato con tubo de desagüe incrustado en el cuello. Liberado y adoptado.

Perro con un ojo herido por maltrato. Operado y adoptado

Perro con un ojo herido por maltrato. Intervenido, recuperado y adoptado.

OVEJA ATACADA POR PERROS.

Oveja atacada por perros. Sacrificada al no poder salvarla a consecuencia de las graves heridas sufridas.

PERRA CON DISPARO

Perra herida por supuesto tiro de escopeta. Intervenida pero no recuperada al fallecer por contaminación de la sangre (Septicemia).

 

PERRO HERIDAS CURADO OKK

Perro herido por quemadura de asfalto. Tratado, curado y adoptado.

BURRO CON HERIDAS

Burro con heridas por mal contacto con herrajes. Tratado, curado y adoptado.

PERRA INTOXICADA.

Perrita intoxicada por gas butano en caso de suicidio de su propietario. Atendida de urgencia, recuperada y adoptada.

Foto perro verja

 

Perro hallado clavado en la reja de entrada de un domicilio. Rescatado e intervenido de urgencia. Tras la operación falleció debido a las graves heridas sufridas.

 

 

 

 

Obras de mejora en el CEPAD

Con el fin de continuar en la línea trazada de mejora continua de nuestras instalaciones, desde el CEPAD informamos que las obras iniciadas durante el mes de septiembre del 2014 continuan a buen ritmo. En estos momentos se está llevando a cabo una importante inversión en las obras de ampliación y mejora de nuestra infraestructura, mediante las cual podremos potenciar el bienestar de los animales que llegan a nuestras instalaciones, así como el trabajo de los profesionales que trabajan en ellas y la atención al público.

Una vez finalizadas las obras el CEPAD contará, entre otras cosas, con techos aislados en las jaulas, una zona de cuarentena, nuevos recintos para cachorros y felinos, oficina de atención al público, servicios públicos y con un edificio técnico veterinario que incluirá quirófano, sala de Rayos X, sala de curas y sala de observación y UCI.

Una vez finalizado el proyecto de renovación y ampliación de nuestras instalaciones, el CEPAD habrá invertido entre 2014 y 2015 alrededor de 198.000 euros, una partida que irá dirigida única y exclusivamente a la reforma de las infraestructuras destinadas a acoger a animales abandonados y vagabundos procedentes de diferentes localidades de Mallorca.

Desde nuestro centro estamos seguros de que no hay otra entidad privada a día de hoy que haya invertido tanto en los últimos tres años con el fin de garantizar una correcta gestión de los animales domésticos abandonados y vagabundos, los cuales son fruto de la deficitaria tenencia y nula preocupación de sus legítimos propietarios.

Nuevos recintos para cánidos. Finalizado.

Nuevos recintos para cánidos. Finalizado.

Nuevos recintos para felinos y cachorros. En construcción.

Nuevos recintos para felinos y cachorros. En construcción.

Nuevo edificio técnico veterinario. En construcción

Nuevo edificio técnico veterinario. En construcción.

Atropello mortal de un rebaño de ovejas

El pasado 29 de enero de 2015 el Servicio de Rescate durante 24 horas los 365 días del año del CEPAD fue requerido por las autoridades debido al aviso del atropello de un rebaño de ovejas por uno de los trenes que realiza el trayecto entre Palma e Inca.

Después de una intensa búsqueda los técnicos del CEPAD localizaron los cuerpos y restos de un grupo de unas 9 ovejas.

Tres técnicos se trasladaron al lugar de los hechos con carácter de urgencia con un camión para llevar a cabo el tratamiento de restos sandach. Identificaron a los animales, recogieron dichos restos y los embolsaron para su posterior tratamiento.

En la citada actuación se destinaron un total de 5 técnicos y 2 vehículos del CEPAD. La operación finalizó a las 01.30h de la noche.

Atropello mortal ovejas

 

Rescate de un pastor alemán malherido clavado en una verja

A las 00.50h del 24 de abril de 2014 el técnico del Servicio 24 horas del CEPAD recibió una llamada urgente de la Policía Local informándole de que había un perro clavado en la verja de un domicilio.

Tras la llamada el CEPAD se trasladó inmediatamente al lugar de los hechos. Al llegar al domicilio nos encontramos con una imagen realmente desagradable: Un pastor alemán clavado accidentalmente en la verja de entrada de una planta baja.

Ante la gravedad de la situación, los técnicos del CEPAD y la Policía Local decidieron llamar al Cuerpo de Bomberos para contar con su ayuda para cortar la verja, dado el grave peligro que suponía para la salud del animal desclavarlo  ‘in situ’.

Foto perro verja

Gracias a la rápida colaboración de la Policía Local y los Bomberos, se pudo liberar al animal de la verja, y el técnico del CEPAD lo trasladó de urgencia a un Hospital Veterinario de 24 horas.

El animal quedó hospitalizado bajo la atenta y estricta supervisión de los profesionales de la Clínica Veterinaria. Mientras tanto los técnicos del CEPAD intentaron ponerse en contacto telefónicamente con el propietario del animal, sin obtener éxito alguno.

Muy a nuestro pesar, el animal falleció a los dos días de su ingreso, dada a la extrema gravedad de sus heridas.

Lo que nos llamó lamentablemente la atención, aparte de lo aparatoso del accidente, fue la posterior actitud del propietario del perro, que no demostró el más mínimo interés por el mismo, mientras que durante su rescate todos quienes participaron en él se desvivieron por intentar socorrer al animal.

Desde el CEPAD hacemos llegar nuestro más sincero agradecimiento a todas aquellas personas que participaron tanto en el rescate como en el intento de salvar la vida del animal.

foto perro verja 2

El CEPAD participa en el rescate de doce delfines varados

El pasado 14 de junio el CEPAD participamos activamente en el rescate de doce delfines varados en la playa del Puerto de Alcúdia.

A las 6,30 h. se advirtió de la presencia de doce ejemplares de delfín listado (Stenella coeruleoalba) a pocos metros de la playa del Puerto de Alcúdia, lo que nos llevó a poner en marcha un amplio dispositivo de salvamento con la intención de devolverlos a alta mar.

fotos delfines 2

Ante la urgencia e importancia del rescate, técnicos del CEPAD se unieron al dispositivo organizado en el que participaron, entre otros, la Policía Local de Alcúdia, la Guardia Civil, Salvamento Marítimo, técnicos de Marineland, del Palma Aquarium y del Zoo Natura Parc, todos ellos coordinados por el Centre de Recuperació de Fauna de les Illes Balears (COFIB) de la Conselleria de Medi Ambient del Govern Balear.

Los doce delfines fueron retornados a alta mar, ante la gran expectación de los turistas y bañistas que se hallaban expectantes en la playa.

Por desgracia, supimos que días después varios de éstos delfines fallecieron al volver a acercarse a la costa. A día de hoy, se desconocen las causas del varamiento, y se están analizando las muestras obtenidas en laboratorios de referencia.

foto delfines

Rescate de un cerdo chino

El pasado día 12 de abril, a las 02.30h el CEPAD recibió una llamada de la Policía Local de Lloseta con el fin de llevar a cabo el rescate de un ejemplar de cerdo chino que apareció deambulando por las proximidades del Teatro de dicho municipio, en pleno casco urbano de la localidad.

El Servicio de 24 horas del CEPAD, que funciona los 365 días del año, se desplazó para la recogida del animal. Se trataba de un ejemplar de hembra adulta, sin identificación y de unos 30 kg, que quedó acogida en nuestras instalaciones.

Desde el CEPAD queremos lanzar una llamada de aviso sobre la tenencia de animales que no son propiamente domésticos, pero que son tratados demasiado a menudo como “mascotas” y que son producto simplemente de modas pasajeras. Un claro ejemplo de estas modas son precisamente los cerdos chinos o vietnamitas.

Estos animales, aunque de cachorros pueden ser simpáticos y mostrarse cercanos a la gente, la mayoría de personas ignora el problema que pueden provocar tiempo después, cuando llegan a la edad adulta, ya que pueden superar fácilmente los 30 ó 40 kilos de peso.

Después, cuando ya es demasiado tarde, quienes se han encaprichado por uno de estos ejemplares se dan cuenta de que no pueden mantenerlos en debidas condiciones en un piso y en caso de trasladarlos a una finca pueden llegar a producir daños en el terreno (hozan la tierra, destrozan jardines, …). Es entonces cuando se plantean cuestiones del tipo: “¿Qué hacemos con ellos?; ¿Pasamos el problema a otra persona, entidad o al Ayuntamiento?. ¿Qué coste tiene mantener y alimentar a un animal de estas características (persona de mantenimiento, dieta, instalación adecuada, vigilancia veterinaria, …)?; ¿Podemos venderlo o consumirlo como producto de alimentación?; ¿Están los porcinos controlados sanitariamente por el Departamento de Ganadería de la Conselleria de Agricultura?; ¿Debemos de disponer de núcleo zoológico para poder tener adoptado a este tipo de animal?; ¿Sabemos si estamos incumpliendo la ordenanza municipal de tenencia de animales?”.

Por todo ello, desde el CEPAD instamos a la gente a que analice muy seriamente antes de adquirir un animal de ciertas características si realmente está capacitada y tiene la posibilidad de mantener a dicho animal de por vida, y no a dejarse llevar por el instinto innato del ser humano de poseer, en este caso, un ser vivo por el hecho de que se haya “puesto de moda”.